Fútbol sala

El fútbol sala, es un deporte colectivo de pelota practicado entre 2 equipos de cinco jugadores cada uno de ellos, en una cancha de suelo duro. Brotó inspirado en otros deportes como el fútbol, que es la base del juego; el waterpolo; el voleibol; el balonmano y el baloncesto; tomando de estos no solo una parte de las reglas, sino más bien asimismo ciertas tácticas de juego.

Si bien en un inicio estuvo regido por la Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA), el día de hoy existen 2 entes mundiales: la sucesora directa de la FIFUSA llamada Asociación Mundial de Futsal (AMF), y la FIFA.

Comprar balón de fútbol sala

para comprar un balón de fútbol sala tenemos que tener en cuenta las siguientes ca

Los balones de fútbol sala deben tener una circunferencia entre 62  y 64 centímetros con un peso entre los 400 y 440 gramos al inicio del partido y una presion de 0.4 – 0.6 atmósferas

Al inicio del partido hay que dejarlo caer desde desde una altura de 2 metros y  el rebote deberá estar comprendido entre 50 y 65 centímetros

Para las categorías inferiores de prebenjamin, benjamín y alevín, el balón de fútbol sala deberá tener una circunferencia de 58 cms. y 368 grs. de peso.

Balón de fútbol sala defectuoso

Si el balón revienta o bien se daña a lo largo de un partido: se interrumpirá el juego y se reanudará el juego por medio de bote neutral, ejecutado con el nuevo balón y en el lugar donde se dañó el primero, salvo de producirse dentro del área que se efectuara fuera en el lugar más próximo.

Si el balón revienta o bien se daña en un momento en que no está en juego (saque inicial, saque de meta, saque de esquina, tiro libre, tiro penalti o bien saque de banda), el partido, se reanudará conforme a las Reglas.

El balón no podrá reemplazarse a lo largo del partido sin la autorización del árbitro, aunque los capitanes respectivos de los equipos van a poder proponer la sustitución de un balón deficiente, resolviendo el árbitro a este respecto.

Historia del Fútbol sala

La creación de este deporte se remonta a mil novecientos treinta en Uruguay. La selección de Uruguay había ganado el Campeonato del Planeta y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

Inicialmente se le llamó «fútbol de salón» y causó sensación en Uruguay, pasando posteriormente al resto de Sudamérica extendiéndose por todos y cada uno de los continentes.3

En 1965, se creó la Confederación De Sudamérica de Futbol de Salón, primera organización internacional de este deporte. Ese año asimismo se disputó el primer torneo de Sudamérica de selecciones.

La Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA), fue fundada en 1971 en São Paulo. Esta organización efectuó en 1982 el primer mundial del deporte4 y posteriormente otros seis más.5 La FIFUSA se sostuvo como organización independiente hasta su disolución en el año dos mil dos.

Hacia fines de 1985, y frente a la crisis económica de FIFUSA y sus afiliados, en parte por la presión ejercida por la matriz del fútbol, diferentes países, encabezados por Brasil, decidieron pedir al entonces Presidente de la FIFA Joao Havelange, así como a su Secretario General Joseph Blatter, que esta organización incorporase el fútbol sala a la organización de la FIFA.6

En el dos mil, inconvenientes internos y demandas contra la FIFUSA hicieron que sus federaciones y confederaciones miembros la abandonaran. Después, surgió la alternativa de procurar la unificación de las mismas con la FIFA, pero el pacto no prosperó. A raíz de todo esto, por último, las organizaciones decidieron formar la Asociación Mundial de Futsal en el 2002, con sede central en Asunción, Paraguay. La nueva organización prosiguió con afines afiliados.

Mostrando 1–20 de 38 resultados